Teaser Cryo Treatment
at -110 °C
Elija un idioma

Crioterapia de cuerpo entero en la cámara de frío para la neurodermatitis

Muchos enfermos no están satisfechos con el tratamiento que reciben para combatir su enfermedad. Esto no se debe a un fracaso del médico, sino más bien a que la investigación médica no ha sido capaz hasta hoy de desarrollar enfoques terapéuticos causales. Asimismo, en comparación con algunos medicamentos, estas terapias todavía carecen de la aceptación del paciente como requisito previo para que el tratamiento tenga éxito. Además de eso, por el motivo que sea, a menudo se aplica un tratamiento único y se dejan de lado distintos factores que favorecen la enfermedad. Debe tenerse en cuenta también que la crioterapia del cuerpo entero no puede reemplazar completamente otros tratamientos establecidos.

Dependiendo de la gravedad del cuadro clínico, pueden ser necesarias hasta 30 sesiones de exposición al frío. 

La probabilidad de que el efecto del tratamiento se prolongue aumenta con el incremento del número de sesiones.

En la medida de lo posible, el paciente debería realizar la crioterapia hospitalizado, por ejemplo en una clínica balneario (para eliminar las condiciones, a veces causadas por el estrés y otros factores psicológicos que promueven la enfermedad). Los medicamentos tópicos deben retirarse antes de la sesión de frío y volver a aplicarse de nuevo después. En general, nunca debe interrumpirse bruscamente cualquier tratamiento que se hubiese iniciado previamente al inicio de la crioterapia.

El picor suele disminuir durante los primeros días de tratamiento y la inflamación de la piel, tras aproximadamente una semana de tratamiento. Además del efecto antiinflamatorio de frío, el efecto analgésico también es importante por lo que respecta al picor. Al parecer, las estimulaciones nerviosas resultantes del picor son transportadas a través de la médula espinal utilizando las mismas vías aferentes del dolor. Por lo tanto, cabe suponer que el alivio del picor mediante una breve exposición al frío extremo se sirve de un mecanismo similar al descrito en el apartado 3.2 para el alivio del dolor. 

Se recomienda acompañar la crioterapia con una terapia de comportamiento complementaria (técnicas de relajación, gestión del estrés, reducción de miedos sociales, aumento del autocontrol para no rascarse). Se aconseja a los padres y madres de niños (pequeños) con neurodermatitis que procuren que estos realicen una terapia probiótica para establecer una flora intestinal normal (regulación de las funciones inmunes deterioradas) antes de empezar la crioterapia de cuerpo entero.