Teaser Cryo Treatment
at -110 °C
Elija un idioma

Crioterapia de cuerpo entero en la cámara de frío para las alteraciones del equilibrio y de la coordinación de movimientos

El equilibrio físico y la coordinación de movimientos están estrechamente relacionados desde el punto de vista nervioso. El órgano del equilibrio situado en el oído interno (órgano vestibular) solo puede determinar la posición del cuerpo en el espacio. Para percibir la posición de todo el cuerpo y de sus partes individuales en el espacio, es necesario obtener más información, la cual se unirá en el sistema nervioso central con la información recibida del aparato vestibular. Esta segunda parte de la información proviene del órgano de la vista y de la sensibilidad del interior del cuerpo, la llamada propiocepción. A continuación discutimos brevemente esta propiocepción y cómo la afectan los estímulos fríos. 

Los sensores que responden a los estímulos correspondientes desde la "profundidad "del cuerpo están situados en los músculos y en los tendones, en las estructuras articulares y también en la piel. La propiocepción nos da la información nerviosa sobre la posición y el movimiento del cuerpo y las extremidades, así como sobre la cantidad de fuerza que deben aplicar los músculos para asumir o mantener una cierta posición del cuerpo o las extremidades. Un flujo de información correcto (es decir, no perturbado) de todas las partes de la propiocepción es requisito previo indispensable para la inervación exacta de los grupos musculares implicados en la coordinación de movimientos. 

Pueden darse distintas formas de alteraciones de la propiocepción (cambios patológicos en sus patrones aferentes):

  • Limitaciones del movimiento de las articulaciones causada por inflamación, dolor y cambios degenerativos.
  • Lesiones articulares.
  • Carga inapropiada de estructuras articulares o incluso del sistema esquelético.
  • Carga inapropiada de los músculos y grupos musculares, debilidad muscular y endurecimiento de los músculos, acortamiento muscular y desequilibrios musculares.
  • Trastornos de inervación de los músculos con cambio en su estado de tensión.
  • Inmovilización de partes del cuerpo o de todo el cuerpo.

Recordemos lo descrito en la sección 3.1 (Procesos nervioso-reflectivos) y veamos una vez más la figura 3.3. Los contextos que allí se especifican (interconexión de las aferencias del frío con otros circuitos funcionales nerviosos) son las condiciones principales para garantizar que el frío puede utilizarse terapéuticamente en trastornos de la propiocepción con una alteración posterior de la capacidad de coordinación. Esta principal influencia actúa sobre la llamada inhibición aferente, la cual se refiere a la influencia mutua de los diferentes sistemas aferentes. Además, el frío afecta de manera secundaria los sistemas perturbados y los modula en cierta medida. Esto ocurre a través de la inhibición de la inflamación, la eliminación del dolor, la reducción del edema y la regulación de la inervación muscular. Estas vías contribuyen a evitar que se convierta en daño crónico y aparezcan daños secundarios. En este caso también cabe decir: la crioterapia de cuerpo entero no resuelve los trastornos del equilibrio y de la coordinación, pero mejora las condiciones para participar en programas de ejercicios activos.