Teaser Cryo Treatment
at -110 °C
Elija un idioma

Crioterapia de cuerpo entero en la cámara de frío para la fibromialgia

A menudo, los enfermos de fibromialgia se encuentran con que el enfoque terapéutico en cada caso depende en gran medida de la opinión de su médico acerca de la causa del trastorno. De hecho, todavía no se conoce lo suficiente el motivo de la aparición de la fibromialgia, y los intentos existentes de explicar sus causas patogénicas son todavía demasiado inconsistentes para tratar a los pacientes de manera uniforme y con fundamento de causa. Por desgracia, este hecho conduce a cambiar de médico con frecuencia, algo muy perjudicial para que la terapia tenga éxito. Además, los pacientes no siempre creen que gran parte del potencial terapéutico requerido esté en sus propias manos. 

Para evaluar la relevancia terapéutica del frío parto de la base que la fibromialgia está principalmente relacionada con un trastorno de la gestión del estrés y del dolor que se caracteriza por:

  • Un desarrollo crónico
  • Dolores de intensidad variables distribuidos por todo el cuerpo.
  • Una variedad de trastornos (no obligatorios) vegetativos, funcionales y mentales

 

(véanse las figuras 4.2 y 4.3).

Fig. 4.2 Síntomas principales (1) y otras características (2) de la fibromialgia

1

Dolor musculoesquelético
- espontáneo
- con duración de al menos tres meses
- cerca del tronco y periarticular (principalmente muscular y tendonal cerca de las grandes articulaciones)
con un umbral del dolor reducido
Aumento general de la sensibilidad de los tejidos blandos

2

Disminución de la capacidad psicofísica y fatiga rápida
Trastornos del sueño
Sensación de hinchazón en las partes blandas y las articulaciones, y rigidez matinal
Dolor de cabeza
Estados de ánimo depresivos, estados de ansiedad ocasionales
Reducción de la tolerancia al estrés

El tratamiento de la fibromialgia persigue siempre un enfoque multimodal con una serie de componentes que no deben olvidarse en la aplicación de la crioterapia de cuerpo entero, entre otros:

 

  • Aclaración/terapia de posibles causas de tipo somático o psicosocial.
  • Terapia física.
  • Exigencia de la actividad moderada.
  • Terapias de relajación.
  • Terapias de superación del dolor y el estrés.
  • Tratamiento farmacológico.

Fig. 4.3 Trastornos funcionales/vegetativos que pueden acompañar a una fibromialgia

Problemas cardíacos y respiratorios
Trastornos circulatorios
Dolores gastrointestinales
Trastornos del funcionamiento de la vejiga
Sequedad oral y ocular
Sensación de globo faríngeo

Mareos
Sudoración excesiva
Escalofríos
Paralgesias (sensaciones anormales)
Sensibilidad al frío de los dedos
Problemas menstruales

Los pacientes juzgan las sesiones de calor o de frío de manera diferente en función de su tolerancia y del éxito terapéutico. La crioterapia de cuerpo entero se ha estado utilizando con éxito desde hace algún tiempo en el tratamiento de la fibromialgia (37). Únicamente debe aplicarse si el paciente la tolera y su estado general no se resiente. Sin embargo, a menudo hay prejuicios subjetivos frente al frío terapéutico, los cuales se explican por tratamientos de calor anteriores. No obstante, suele cambiarse de opinión tras una sesión de prueba. Objetivamente, puede demostrarse la clara superioridad de la crioterapia de cuerpo entero frente a los tratamientos de calor con respecto al síntoma principal de la fibromialgia, el dolor crónico, mediante métodos como la medición del dolor (37, 66, 67).

 

En la figura 4.5 se presentan aquellos síntomas y causas orgánicas de la fibromialgia que pueden verse influidos positivamente mediante la crioterapia de cuerpo entero.

Fig. 4.5 Targets for whole body cryotherapy with fibromyalgia

dolor, memoria del dolor, tensión muscular deteriorada, fatiga muscular, insomnio, depresión, nivel de actividad central, desregulación ortostática, fibromialgia, crioterapia de cuerpo entero, cce

En primer plano encontramos naturalmente el dolor de las partes blandas, a menudo muy severo, y la creciente tendencia a la fatiga de la musculatura. El resultado son restricciones en la movilidad de las articulaciones. Con entre unas veinte y treinta exposiciones al frío pueden alcanzarse mejoras significativas de estos síntomas. La tasa de éxito está entre un 40 % y 80 %, con diferencias graduales. Con respecto al posible desarrollo de una memoria del dolor y su tratabilidad, véanse las secciones 3.2 y 4.4. En aras de un éxito sostenible del tratamiento se debería, en la medida de lo posible, combinar la crioterapia de cuerpo entero con tratamientos de activación. En el período de las tres horas siguientes a la sesión de frío se recomienda realizar ejercicios de gimnasia con un incremento lento de la actividad física y procurando que no provoquen dolor. La tensión y los estiramientos de los músculos no deben sostenerse demasiado tiempo. Hay que tener en cuenta que el dolor y la tensión pueden afectar a los grupos musculares en diferentes grados. A menudo el resultado es que se adopta una postura precavida con estos grupos musculares pero se fuerzan otros. El objetivo de la gimnasia es equilibrar estas diferencias. Un ejercicio de resistencia moderado y controlado puede complementar el programa terapéutico de movimiento. Lo importante es encontrar la propia medida, no intentar excederse con "ejercicios de competición", respetar la fatiga, así como anotar las mejoras de rendimiento sin dolor y darles la bienvenida con alegría.

Como hemos visto, la crioterapia de cuerpo entero puede ayudarnos a regular el nivel de actividad central afectado (Sección 3.9). Este efecto influye positivamente sobre los trastornos de sueño que a menudo acompañan a la enfermedad y sobre los estados de ánimo depresivos observados ocasionalmente. Ambos, los trastornos de sueño y los estados de ánimo depresivos, frecuentemente tienen su origen en el dolor crónico. Gracias a la reducción (o eliminación respectivamente) del dolor y al efecto equilibrador del frío, es posible lograr un sueño reparador en pocos días de tratamiento. Se han demostrado los efectos de la combinación de la crioterapia de cuerpo entero con la relajación muscular progresiva de Jacobson, ya que mediante esta y la interacción con el equilibrio anímico resultante de la misma puede aprenderse a apreciar los estados de tensión y de relajación de los músculos.

El fuerte estímulo del frío aplicado a todo el cuerpo tiene un efecto regulador del estado de tensión de los vasos sanguíneos en los capilares de la piel y, en combinación con una actividad física adaptada a la capacidad de cada paciente, contribuye a limitar las alteraciones de la regulación ortostática (véase también la sección 4.9, Hipotensión primaria) y a mejorar el estado de ánimo.

También es probable que el aumento de la irrigación de los músculos descrito (Sección 3.4) tras la exposición de todo el cuerpo al frío contribuya a la regulación del metabolismo en la musculatura y, por lo tanto, a reducir el malestar.

En esta sección no nos centramos en las posibles causas orgánicas de la fibromialgia tales como los síndromes de la columna vertebral y las enfermedades autoinmunes (fibromialgia secundaria), ya que las discutimos en detalle en las secciones anteriores.