Teaser Cryo Treatment
at -110 °C
Elija un idioma

Otras indicaciones para la crioterapia de cuerpo entero en la cámara de frío a -110 °C

En esta sección discutiremos algunos trastornos de salud o enfermedades que no fueron incluidos en la lista de indicaciones para la crioterapia de cuerpo entero debido a que actualmente todavía se carece de experiencia suficiente. 

Enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa

El efecto positivo de la aplicación del frío sobre la piel en enfermedades inflamatorias y crónicas con dolor del intestino, probablemente debido a los llamados reflejos cutiviscerales, es conocido y ha sido descrito en algunas obras (69).

La enfermedad de Crohn afecta principalmente el extremo inferior del intestino delgado y del colon, mientras que la colitis ulcerosa solo afecta el intestino grueso. La causa real de ambas enfermedades todavía se desconoce. Es probable que se deba a defectos genéticos, en cualquier caso la investigación reciente parece apuntar a ello. No obstante, etiológicamente, además de los componentes psicosomáticos también desempeñan un papel importante los mediadores inflamatorios que libera el sistema inmunológico de la mucosa intestinal y que mantienen el proceso inflamatorio crónico. La enfermedad de Crohn también puede manifestarse fuera del intestino. Se presenta por ejemplo como inflamación de las articulaciones, que de por sí ya puede ser una indicación para la crioterapia de cuerpo entero. En general, las aplicaciones de frío de cuerpo entero pueden utilizarse como terapia coadyuvante por su efecto antiinflamatorio sistémico y analgésico. Las observaciones individuales hablan de mejoras del estado de salud después de la aplicación de la crioterapia de cuerpo entero.

Síndrome de piernas inquietas (RLS -restless-legs syndrome) y movimientos periódicos de las extremidades durante el sueño

La causa del RLS (sensaciones anormales en las piernas antes de ir a dormir, necesidad de moverse) y de los movimientos periódicos de las piernas (contracciones: flexión del pie y la rodilla; estiramiento de los dedos del pie: contracciones tónicas mientras se concilia el sueño) parece encontrarse en el sistema nervioso central. Los pacientes sin duda habrán experimentado que, en las formas más leves de estos dos trastornos, la terapia física (aplicación de frío o de calor) logra aliviar los síntomas y puede ayudar al tratamiento de las formas graves. La crioterapia de cuerpo entero entra en este tipo de terapias.

El RLS se produce con frecuencia en pacientes con artritis reumatoide (20). Por lo general, el tratamiento con frío de este trastorno conduce también al alivio de los síntomas.

Tinnitus aurium

Las observaciones individuales hablaban hasta ahora de que la crioterapia de cuerpo entero podía mostrar efectos positivos sobre las molestias causadas por un tinnitus. Estas observaciones han sido confirmadas por los resultados detallados de un estudio mostrados a continuación.

El estudio clínico partía de un grupo de estudio de 80 pacientes con tinnitus (39 en ambos oídos, 20 en el lado derecho, 15 en el lado izquierdo, 6 "tinnitus en la cabeza") con síntomas presentes durante un periodo de entre un mes y 23 años. En el estudio se aplicó una crioterapia de cuerpo entero de -110 °C en dos series con un total de 10 exposiciones de tres minutos de duración y pudieron obtenerse los siguientes resultados (de acuerdo con la información de los pacientes y el control de audiometría): la encuesta mostró que el tinnitus se había eliminado completamente en 4 pacientes, se había reducido su intensidad en 47, hubo una ligera mejora en 16 y los resultados se mantuvieron sin cambios en 13 pacientes. Audiométricamente resultó en un cambio de frecuencia del tinnitus en 138 oídos, con un cambio en la intensidad en 91. También se detectó una reducción de los problemas de audición (28).

Las listas de indicaciones tratables con crioterapia de algunos centros enumeran algunas enfermedades más que, por falta de experiencia personal del autor, no van a comentarse aquí. Además de las que ya se han mencionado, estas incluyen por ejemplo la artritis gotosa y la parálisis de los nervios periféricos.