Teaser Cryo Treatment
at -110 °C
Elija un idioma

Crioterapia de cuerpo entero en la cámara de frío para los trastornos mentales

Basándose en la amplia y fundada experiencia clínica de que la crioterapia de cuerpo entero conduce a una mejora del talante y puede nivelar la excitación y aumentar el nivel de actividad, se llevaron a cabo estudios sobre sus efectos potenciales como opción terapéutica coadyuvante para trastornos depresivos y afectivos y para trastornos de ansiedad (58, 63, 64, 65).

En aquellos casos que presentaban síntomas depresivos, la mejora del sueño fue el aspecto más sorprendente. La tasa de mejoría fue de un 91 % en problemas para conciliar el sueño, de un 98 % en interrupciones del sueño y de un 100 % en problemas de despertar temprano. Los síntomas de "pensamiento lento, falta de actividad, desasosiego y trastornos somáticos generales" se vieron modificados positivamente en un 80 % en comparación con el estado anterior a la crioterapia de cuerpo entero. La mejora de un 80 % con respecto a la depresión y las tendencias suicidas fue suficientemente significativa (58,65). En los trastornos afectivos y depresivos también se obtuvo una fuerte mejora/reducción significativa de los síntomas (síntomas gastrointestinales y genitourinarios, síntomas digestivos y sexuales, hipocondría, peso corporal, capacidad crítica). También mejoraron el estado general, la condición física, la actividad doméstica y laboral así como la satisfacción con la vida (64). En la sintomatología ansioso-depresiva pudo alcanzarse una reducción de los síntomas de un 50 % (63).

 

A partir de estos resultados puede concluirse que la crioterapia de cuerpo entero puede ser considerada en los trastornos antes mencionados como una opción terapéutica sintomática y complementaria.